María

MARÍA¡Hola a todos! Soy María. ¿Qué podría contaros sobre mi y la música?

Podría contaros que, en los malos tiempos, el barroco me centra: unos contrapuntos de Bach, o a la Bach y vuelvo a ser yo.

Podría contaros cómo he dado clases a gente que pidió una hora y le di siete o más.

Mis clases en New York, en México. Mis peleas porque la gente que toque, toque bien y en serio.

Y lo que necesito que todos disfrutéis: no hace falta (¡Aunque es tan divertido!) tocar cosas muy difíciles. ¡Hace falta disfrutar, darse a lo que uno está haciendo!

Quien quiera estudiar conmigo encontrará que soy muy exigente: nada que no sea sacar el máximo partido de ti mismo será suficiente. Y, al mismo tiempo, tampoco me va a importar si esto lo consigues con las piezas más complejas de Rachmaninoff o con canciones de una película de Disney.

Hablamos de música, que es una cosa demasiado seria como para hacerla sin entregarse a fondo. Y tan maravillosa, que nunca acaba, y siempre tiene más para darte de lo que tú pones.

Llevo este aventura que llamamos Musicay, y creo en dos cosas: en la Música y en ti. Ven conmigo. Soy la bruja, si es necesario, el Hada Madrina, si viene a cuento. Soy tu mejor amiga, quien te entiende cuando tú mismo no. Soy la profesora. Soy quien quiere que seas música@ conmigo.